¿Cómo y para qué acreditarse en igualdad laboral?

La última actualización de la norma entró en vigor el 18 de diciembre de 2015

CABILDO //Staff

La norma NMX-R-025-SCFI-2015 es un mecanismo de adopción optativo que reconoce a los centros de trabajo que cuentan con prácticas en materia de igualdad de laboral y no discriminación, para favorecer el desarrollo integral de las y los trabajadores. Los bastiones de la Norma radican en incorporar la perspectiva de género y no discriminación en los - procesos de reclutamiento, selección, movilidad y capacitación; garantizar la igualdad salarial; implantar acciones para prevenir y atender la violencia laboral; y realizar acciones de corresponsabilidad entre la vida laboral, familiar y personal de sus trabajadores, con igualdad de trato y de oportunidades.

La primera Norma Mexicana en Igualdad Laboral y No Discriminación fue publicada en 2009 por la Secretaria de Trabajo y Previsión Social (STPS), posteriormente la norma fue actualizada en 2012, resultado del trabajo que realizaron el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) y el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED).

La última actualización de la norma entró en vigor el 18 de diciembre de 2015, básicamente el texto se refiere a la implantación de esquemas y mecanismos que permitan a las y los trabajadores, negociar horarios, así como definir programas flexibles, de tal forma que se pueda incrementar la compatibilidad entre las exigencias de los espacios.

Es importante resaltar que la norma incluye ciertos requisitos para lograr la certificación, algunos de ellos son, por ejemplo: contar con espacios apropiados para la lactancia, oferta complementaria de guarderías, cuidado de dependientes, licencias de maternidad y paternidad.

La primera versión de la norma que data de 2009, hasta 2012: se certificaron 1,082 centros de trabajo del sector privado y 443 instituciones de los tres órdenes de gobierno. Con la versión renovada de la norma del año 2012, en estos tres años se añadieron empresas y dependencias del gobierno que sumaron a 48,498 trabajadoras y a 56, 881 trabajadores a este esfuerzo por la igualdad y la no discriminación. De acuerdo a INMUJERES, la implantación del Modelo de Equidad de Género implica una mejora en el clima laboral, en la comunicación, en la productividad, en la estabilidad del personal en sus cargos, es decir, los beneficios no sólo son para trabajadoras y trabajadoras, sino también para los lugares de trabajo.

Son seis los pasos para poder obtener la certificación actualizada:

1.- Conocer los requisitos específicos, el campo de aplicación una autoevaluación del centro de trabajo.

2.- Implantar los procesos y prácticas para el cumplimiento de los requisitos, es decir, diseñar, implantar y organizar documentación de tales procesos y prácticas en materia de igualdad laboral, realizando una auditoria interna para comprobar lo estipulado.

3.- Registrar la participación del centro de trabajo ante el Consejo Interinstitucional.

4.- Certificarse. Contratando un organismo de certificación acreditado, auditando la certificación para finalmente obtenerla habiendo obtenido una calificación mínima de 70 puntos.

5.- Enviar una copia del certificado al Consejo Interinstitucional y obtener el derecho al uso de la marca.

6.- Realizar acciones para la mejora continua y programar la visita de vigilancia.

Esta norma no es obligatoria, pero es un paso importante hacia la igualdad laboral entre hombres y mujeres, pues reconoce que la discriminación en los espacios de trabajo no se elimina con capacitación, sino con una ruta donde se identifican obstáculos y se implementan medidas concretas.