Gobernova

Ciclociudades, herramienta para lograr avanzar en movilidad municipal

“… Todos los seres humanos sin excepción tienen derecho a que se establezcan las condiciones necesarias para que el espacio urbano e interurbano sea apto y equitativo para la movilidad interna de todos los habitantes del territorio”

El derecho a la movilidad, Informe Valladolid 2005

 

El desmedido crecimiento urbano que se ha suscitado en las últimas décadas ha ido acompañado de una tendencia preocupante en el uso del automóvil, de acuerdo al Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP por sus siglas en inglés), el aumento en los vehículos registrados de 6.5 millones en 1990 a 20.8 en 2010 ha ido de la mano de los kilómetros-vehículo recorridos (KVR) que se han triplicado al pasar de 106 millones en 1990 a 339 millones en 2010, a una tasa de crecimiento increíble de 5.3% anual.

Aunado a los impactos ambientales que ocasiona esta creciente demanda de vehículos automotores, también existe la agravada situación en el tema de movilidad, sin duda alguna es uno de los temas que pone en jaque a los ediles de las grandes zonas urbanas, entre los retos a los cuales se enfrentan son generar políticas que promuevan la calidad de los servicios del transporte público concesionado, el cual sea capaz de brindar alternativas dignas a los ciudadanos, asimismo la integración del uso de la bicicleta como medio de transporte seguro.

Hoy en día es necesario visualizar a la ciudad como un modelo que logre la recuperación de los  espacios públicos, así como  contar con infraestructura que integre al ciudadano con su entorno.

Más allá de modas o estereotipos el uso de la bicicleta es una medida inminente para aminorar los impactos de los vehículos automotores así como una solución de movilidad, la pregunta es: ¿qué tan preparados están los municipios de nuestro país para afrontar este nuevo reto?

Como una herramienta de gestión, surge en el 2013 el Ranking Ciclociudades, el cual evalúa  las políticas de promoción del uso de la bicicleta como medio de transporte en las 30 zonas metropolitanas más pobladas del país.

El Ranking cuenta con 10 indicadores de gestión y desempeño, los cuales reflejan distintos elementos de la política de promoción del uso de la bicicleta. El Ranking ha ayudado a comunicar que esta política va más allá de la infraestructura, que hay elementos relacionados con el reglamento de tránsito, el presupuesto, las campañas y otras acciones que pueden tener un impacto positivo. Se busca dar seguimiento a lo largo del tiempo al avance que las ciudades tienen en esta política integral, así como ayudar a identificar áreas de oportunidad que permitan aumentar el número de viajes urbanos en bicicleta.

La evaluación del Ranking Ciclociudades consiste en 100 puntos distribuidos en diez indicadores. La ponderación de cada indicador está relacionada con el impacto que tiene cada uno en la política de movilidad en bicicleta. El acomodo responde al orden cronológico de la política, en donde primero se encuentran los indicadores de desempeño, es decir los relacionados con procesos y acciones, y finalmente los de gestión, los cuales reflejan el resultado en el aumento de viajes en bicicleta.

Indicador

Puntaje

Presupuesto

12 puntos

Capacidad institucional

6 puntos

Monitoreo y evaluación

8 puntos

Promoción y educación

11 puntos

Regulación

18 puntos

Planeación

9 puntos

Intermodalidad

9 puntos

Infraestructura

13 puntos

Uso de la bicicleta

10 puntos

Seguridad vial

4 punto


Es indispensable desarrollar políticas a partir de los indicadores anteriormente mencionados para así garantizar su efectividad.